Mundo 31 marzo 2016

Amnistía reporta abuso laboral en sede mundialista de Catar

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Jornaleros migrantes enfrentan abusos que en algunos casos llegan al trabajo forzado mientras trabajan en un estadio que será sede de partidos de fútbol para la Copa Mundial 2022 en Catar, denunció el jueves la organización Amnistía Internacional.

Grupos de derechos humanos y medios de comunicación ya habían revelado preocupaciones graves sobre las condiciones laborales en Catar, pero el reporte más reciente de Amnistía sobresale porque relaciona el supuesto maltrato directamente con una sede mundialista.

Los hallazgos del grupo intensificarán la presión de Catar para acelerar las reformas laborales mientras el pequeño e inmensamente rico país del Golfo Pérsico se apura para transformarse con amplios proyectos de infraestructura previos al Mundial.

Amnistía recopiló el reporte de 52 páginas con entrevistas realizadas entre febrero y mayo del año pasado a 132 albañiles del estadio internacional Khalifa. El grupo basado en Londres también entrevistó a 99 migrantes que hacían trabajo de jardinería en un complejo deportivo que no está relacionado con el Mundial y a otros tres jardineros que trabajan en otra parte.

Cada uno dijo estar endeudado con cuotas de reclutamiento —ilegales en Catar_, de entre 500 y 4.300 dólares para asegurar el trabajo. La mayoría descubrió al llegar que les pagarían menos de lo prometido por los reclutadores en sus países de origen. Algunos reportaron salarios base muy por debajo de 200 dólares al mes, además de recibir subsidio por unos 50 dólares al mes para comida.

El hallazgo más grave del reporte se centra en lo que Amnistía dice que es evidencia de trabajo forzado para albañiles contratados para la renovación del estadio Khalifa, construido en la década de 1970.

Las acusaciones involucran a empleados contratados por lo menos por una pequeña agencia de empleos que debe proveer mano de obra en el proyecto. Se incluyen en el reporte comentarios de cinco trabajadores que describieron ser forzados a trabajar después de intentar irse o negarse a trabajar por disputas salariales.

Catar anunció planes de cambiar su sistema de patrocinio de empleados conocido como "kalafa", que críticos afirman que hace vulnerables a trabajadores para ser explotados y abusados. El sistema le da a los jefes mucho poder sobre los trabajadores al atarlos a un empleador y forzarlos a obtener permisos de salida antes de poder irse.

Varios cambios aprobados en la ley por el emir Tamim bin Hamad Al Thani en octubre pasado están diseñados para facilitarle a los empleados cambiar de trabajo o irse, pero los cambios aún no entran en vigor, de manera que no podrán cambiar de trabajo de inmediato o salir cuando quieran.

___

Reporte de Amnistía Internacional en: www.amnesty.org/en/latest/campaigns/2016/03/qatar-world-cup-of-shame

___

Adam Schreck está en: www.twitter.com/adamschreck

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario