Mundo 27 septiembre 2016

Amnistía Internacional critica sistema de asilo en Hungría

BUDAPEST, Hungría (AP) — Los solicitantes de asilo sufren maltrato en Hungría, donde el sistema está "abiertamente diseñado" para disuadir a los refugiados de solicitar protección allí, según un nuevo informe de Amnistía Internacional publicado el martes.

Los hallazgos del reporte "Stranded Hope" se hacen eco de reportes similares emitidos en las últimas semanas por otros grupos, como Human Rights Watch, que han sido rechazados por el gobierno húngaro.

Amnistía critica también los esfuerzos de Hungría —emprendidos desde la entrada en vigor de la nueva norma el 5 de julio— para "devolver" a Serbia a los solicitantes de asilo detenidos a una distancia de hasta 8 kilómetros (5 millas) de la frontera. Varias personas entrevistadas por Amnistía Internacional dijeron haber sido golpeadas, pateadas y perseguidas por perros durante sus devoluciones forzosas.

"El lamentable trato y los laberínticos procedimientos de asilo son una cínica trama para disuadir a los solicitantes de asilo de las fronteras cada vez más militarizadas de Hungría", dijo John Dalhuisen, director de Amnistía Internacional para Europa. "Con el telón de fondo de una tóxica campaña de referendo, la retórica envenenada contra los refugiados está alcanzando un tono frenético".

Hungría celebra el domingo un referendo auspiciado por el gobierno que pretende recabar apoyo político contra cualquier plan futuro de la Unión Europea para reubicar a refugiados en los países miembros. La ubicua campaña del gobierno, en medios y vallas publicitarias, ha sido acusada de fomentar la xenofobia y los prejuicios contra los migrantes.

Las acusaciones sobre policías golpeando a migrantes son "puras mentiras" y todas las denuncias sobre abusos se han investigado, dijo el portavoz del gobierno, Zoltan Kovacs, con anterioridad.

Kovacs también dijo que los cambios en el sistema húngaro de asilo, como el cierre de los centros de recepción y la reducción de la asistencia de integración, eran necesarios "porque los migrantes abusan muy conscientemente del sistema actual".

La decisión de Hungría de procesar sólo hasta 15 solicitudes de asilo por día en cada una de sus dos "zonas de tránsito" en la frontera serbia han dejado varados a cientos de solicitantes de asilo en el lado serbio de una cerca fronteriza de alambre de cuchillas, que el primer ministro, Viktor Orban, ordenó levantar el año pasado.

Amnistía Internacional también pidió a los líderes europeos que "hagan frente con firmeza a las violaciones húngaras de la ley de la UE" para evitar que esas prácticas se extiendan a otros países europeos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario