Mundo 29 septiembre 2016

Amnistía acusa a Sudán de utilizar armas químicas en Darfur

EL CAIRO, Egipto (AP) — El grupo humanitario Amnistía Internacional ha reunido "espantosas pruebas" de que el ejército sudanés utilizó armas químicas contra civiles, incluidos niños pequeños, en uno de los rincones más remotos de la región de Darfur, durante los últimos ocho meses.

La investigación de AI incluye imágenes por satélite, más de 200 entrevistas en profundidad con sobrevivientes y análisis de expertos sobre docenas de imágenes, que indican que se produjeron al menos 30 ataques químicos en la zona de Jebel Marra, indicó el grupo en su informe, publicado el jueves.

"Es difícil expresar con palabras la escala y brutalidad de estos ataques", dijo Tirana Hassan, directora de investigación de crisis de la organización con sede en Gran Bretaña. "Las imágenes y videos que hemos visto a lo largo de nuestra investigación son realmente impactantes. En una, un niño pequeño grita de dolor antes de morir; muchas imágenes muestran a niños pequeños cubiertos de lesiones y ampollas. Algunos no podían respirar y vomitaron sangre".

Amnistía estima que el arma química implicada podría haber matado entre 200 y 250 personas, muchos o la mayoría niños.

Darfur está sumida en la violencia desde 2003, cuando grupos rebeldes se alzaron en armas contra el gobierno en Jartum, al que acusaban de discriminación y abandono. Unas 300.000 personas murieron y 2,7 millones huyeron de sus hogares en el conflicto, según estimaciones de Naciones Unidas.

El gobierno sudanés sigue incumpliendo las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU por sus acciones en Darfur, indicó un reciente informe de Unidas al que tuvo acceso Associated Press el martes.

El informe enumera incumplimientos del embargo de armas, el empleo de bombas de racimo por parte del gobierno sudanés y la transferencia ilegal o intrusión en programas informáticos con herramientas de espionaje electrónico, entre otras cosas. También documentó numerosas violaciones a los derechos humanos atribuibles al gobierno y el financiamiento de grupos armados en el país que actúan como fuerzas irregulares.

El jefe de gobierno de Sudán, Omar al-Bashir, está reclamado por la Corte Penal Internacional por las supuestas atrocidades cometidas en Darfur. La corte emitió en 2009 una orden de arresto contra al-Bashir por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, y añadió el cargo de genocidio en 2010.

___

El reporte de Amnistía puede verse aquí: http://darfurconflict2016.amnesty.org/report/8

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario