Associated Press 27 febrero 2016

Aliados de Apple se oponen al FBI, pero quieren los datos

PALO ALTO, California (AP) — En su pugna con el FBI, Apple asegura que defiende la privacidad y seguridad de todos los usuarios de iPhone al resistirse a los pedidos del gobierno de ayudarle a desbloquear el teléfono de un extremista. Y ahora, otras grandes empresas tecnológicas como Google y Facebook toman partido por Apple.

Pero éstas son justamente las empresas que Apple ha criticado con acusaciones veladas de que explotan la información personal de la gente para vender publicidad y ponen en peligro la intimidad del usuario.

Algunos dirían que los aliados de Apple son hipócritas en materia de intimidad.

Pero el concepto de intimidad en Silicon Valley tiene ciertas sutilezas y, en general, a los estadounidenses les preocupa menos el sector privado que el poder del gobierno para vulnerar los derechos individuales.

"El gobierno puede encarcelarme", dijo Larry Downs, investigador de negocios y políticas públicas en la Universidad de Georgetown. "Google, Facebook y Twitter no pueden hacerlo".

De ahí la importancia particular del caso iPhone. El FBI dice que sólo pide ayuda técnica limitada para superar los resguardos del teléfono usado por uno de los autores de la matanza de San Bernardino, en que murieron 14 personas. "No podríamos mirar a los sobrevivientes a la cara si no siguiéramos esta pista", dijo el director del FBI, James Comey.

Apple sostiene que una orden judicial la obligaría a crear software que volvería a otros iPhones vulnerables al hackeo por parte de las autoridades y delincuentes. Compañías líderes como Google, Twitter, Facebook y Microsoft dicen que presentarán argumentos en apoyo a la postura de Apple.

Las mismas compañías alzaron la voz cuando el ex contratista Edward Snowden reveló la magnitud de los programas de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad que recolectan datos de usuarios e incluso penetran en sus redes sin su conocimiento. Las compañías han recurrido a las cortes y el Congreso para limitar la recolección de información por el gobierno y a la vez combatir los intentos de debilitar los códigos que protegen los mensajes electrónicos de miradas indiscretas.

Pero los defensores de la intimidad sostienen que esas compañías ganan miles de millones mediante la información personal y los registros de la conducta online de sus clientes, al usarlos como blancos de la publicidad.

El director general de Apple, Tim Cook, se ha jactado de que la mayoría de los servicios que presta su empresa no dependen de los ingresos por publicidad. Y ha dicho más de una vez: "Cuando un servicio online es gratuito, tú no eres el cliente. Eres el producto".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario