Mundo 23 julio 2016

Algunos proyectos de energía solar significan deforestación

WADING RIVER, Nueva York, EE.UU. (AP) — Los grupos que quieren reducir los gases de efecto invernadero normalmente elogian los proyectos de energía solar, pero hay un proyecto en Long Island que está provocando indignación porque requiere deforestar 140 hectáreas (350 acres) de bosques.

No es la única propuesta que está causando enfrentamientos similares en otros lugares de Estados Unidos. En Nueva Jersey, los promotores de parques solares quieren cortar alrededor de 15.000 árboles y otro proyecto de energía solar en Connecticut deforestaría 54 hectáreas (134 acres).

"Preferir la energía solar por encima de los bosques en cualquier parte del mundo es simplemente tonto", opinó Dick Amper, miembro de la asociación Long Island Pine Barrens Society.

"La energía solar es muy importante para combatir el calentamiento global y más allá, pero temo que estamos eligiendo opciones equivocadas al destruir partes de la naturaleza y el medio ambiente para lograr ese fin", agregó.

En Nueva Jersey, se está gestando un pleito en los tribunales sobre un plan del parque de diversiones Six Flags Great Adventure de para cortar cerca de 15.000 árboles y crear una granja solar.

En Connecticut, las autoridades estatales aprobaron recientemente un plan para arrasar con 54 hectáreas (134 acres) de árboles en la ciudad de Sprague, cerca de Norwich, para un proyecto de energía solar.

En Long Island, la propuesta de la compañía LI Solar Generation LLC —una empresa conjunta de NextEra Energy Resources y National Grid— es construir una instalación de energía solar en los terrenos de la desaparecida planta de energía nuclear de Shoreham.

Alex Hobson, portavoz de un grupo que promueve la industria de la energía solar en Washington DC, se negó a hacer comentarios sobre la propuesta de Long Island, pero dijo que la industria "está comprometida con el uso responsable de los terrenos en los que operamos y hace todo lo posible para proteger la biodiversidad y las tierras ecológicamente frágiles".

La planta nuclear se terminó de construir en 1984, por 6.000 millones de dólares, pero nunca se abrió debido a la oposición de la comunidad, temerosa de posibles problemas de seguridad.

Los promotores de proyectos solares tienen la esperanza de aprovechar la infraestructura ya existente de energía eléctrica en esa propiedad en Shoreham. Sus planes son generar hasta 72 megavatios con base en la energía solar, suficientes para alimentar de electricidad a más de 13.000 hogares.

Una parte del plan menciona replantar árboles en otro lugar para compensar la tala del bosque actual, pero un portavoz de la compañía dijo que no tenía detalles.

___

La periodista de investigación de The Associated Press Jennifer Farrar contribuyó para este despacho

___

Eltman está en Twitter como: @feltman41

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario