Associated Press 12 noviembre 2016

Algunos niños temen lo que supondrá la presidencia de Trump

DALLAS (AP) — Sophia Davis, una afroestadounidense de 13 años con amigos hispanos, musulmanes y homosexuales, está preocupada porque la elección de Donald Trump como 45to presidente de Estados Unidos conduzca a la aceptación de una "cultura de violencia y discurso de odio".

"Es como ser una minoría en este país, es difícil. Y ahora tendremos un presidente que no va a defender a esas minorías, es aún peor", dijo la estudiante de octavo grado de Brooklyn, Nueva York.

Los niños están procesando el resultado de una carrera por la presidencia que en ocasiones no fue apta para menores. Y a algunos, la retórica de campaña de Trump les hace temer a una Casa Blanca controlada por el impetuoso empresario republicano.

Evan Canby-Pratt lloró al despertarse el miércoles y conocer que la demócrata Hillary Clinton había perdido la elección.

La posibilidad de elegir a la primera mujer presidente había emocionado a esta chica blanca de 12 años. Trump "realmente me asusta" con sus comentarios sobre los latinos y otros grupos y su tratamiento de las mujeres.

"Parece que solo toma lo que la gente teme y les hace estar aún más asustados ", señaló Evan, que estudia séptimo grado en Fayetteville, Georgia.

Cuando la madre de Habib Rahman, de 12 años, comenzó a llorar cuando lo llevaba a la escuela el día después de la votación, él le puso la mano en el hombre y recitó un pasaje del Corán sobre las facilidades que llegan tras las dificultades.

"Apenas veo llorar a mi madre. Y cuando lo hago siendo que debo intentar ayudarla lo antes posible", dijo Habib, estudiante de séptimo grado en los suburbios de Dallas al que le habría gustado ver al senador demócrata Bernie Sanders llegar más lejos en la carrera.

Mientras la familia seguía los resultados de la noche electoral, su madre, Melissa Walker, se preocupaba cada vez más porque pudieran convertirse en objetivos, pensando en los comentarios que Trump había realizado sobre los musulmanes, que incluyeron una propuesta para prohibir su entrada en el país. Dijo que no cree que Trump vaya a posicionarse contra la violencia hacia los musulmanes.

"Es decepcionante, porque la mayoría de las personas que vienen al país están intentando encontrar un lugar más seguro", dijo Habib.

La Oficina del Censo proyecta que las minorías supondrán más de la mitad de la población del país menor de 18 años en 2020, casi dos décadas antes de que el cambio se de en el conjunto de la población.

Durante la campaña, Trump prometió también la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos, acusó a México de enviar violadores y otros delincuentes al país y se mostró en favor de las deportaciones en masa. Ha intentado retractarse de algunos de sus comentarios más duros.

Osiris Ramírez señala que no está contento con la victoria de Trump "por lo que dijo sobre los mexicanos y todo eso". Los padres de este niño de 10 años de Phoenix son inmigrantes mexicanos que recientemente se convirtieron en ciudadanos estadounidenses y él está preocupado porque Trump no trate a los migrantes de forma justa.

Ethan Hedden, que estudia séptimo grado en Fayetteville, Georgia, apunta que estaba a favor de Trump en los comicios. El joven de 13 años calificó gran parte de la reacción sobre los comentarios de Trump como "un poco exagerada" pero añadió que podría ver de dónde venía.

La elección fue el tema de muchas conversaciones en la escuela, agregó, pero encontró que otros estudiantes no estaban dispuestos a discutir nada negativo sobre Clinton, que enfrentó persistentes dudas sobre su honestidad e integridad. Piensa que muchos de sus compañeros de clase eran más antiTrump que proClinton. Entre las cosas que no le gustan de Clinton están sus propuestas para aumentar las restricciones sobre las armas.

"Sobre todo, que quedé callado y los escuchaba", apuntó Ethan, de madre nativa norteamericana y padre con raíces italianas.

Gracyn Márquez, de 9 años, estaba conforme con la victoria de cualquiera de los dos candidatos. "Quería que ganase Donald Trump porque es un muy buen empresario, pero también quería que ganara Hillary porque es una mujer fuerte", apuntó la alumna de tercer grado de Dallas.

Su padre, Mateo Márquez, hispano que enseña a niños a través del yoga, dijo que el día de la votación preguntó a los que estaban en su clase de preescolar qué harían si fuesen presidentes y sus respuestas fueron "simples pero muy poderosas" e incluyeron ser bueno con la gente y dar casas a los sin techo.

Lamisa Mustafa, una estudiante de secundaria musulmana de 17 años, se mostró triste y asustada porque los estadounidenses hayan elegido a Trump. Dijo que sus palabras sobre los vetos a los musulmanes van en contra de los valores estadounidenses y la libertad religiosa.

Pero a medida que avanzaba la semana, hizo suyo el discurso en el que Clinton admitió su derrota electoral y mira al futuro. Está preocupada porque las protestas sobre Trump puedan afectar al objetivo de unidad.

"Necesitamos seguir luchando por lo que creemos — asegurarnos que de ninguno de nuestros derechos está amenazado", dijo. "Pero podemos hacerlo con conversaciones pacificas con la gente".

___

Los periodistas de The Associated Press Deepti Hajela en la ciudad de Nueva York y Astrid Galvan en Phoenix contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario