Cuba 31 agosto 2016

Alexis Valdés: "Fui de los muy esperanzados" con el acercamiento Cuba-EEUU

Sin embargo, "no ha pasado lo que esperaba"

MIAMI, Estados Unidos.- El comediante, presentador de programas de televisión, actor y músico cubano Alexis Valdés piensa que es sólo “política” el acercamiento entre EE.UU. y Cuba, a casi dos años del anuncio del acercamiento bilateral.

“Fui de los muy esperanzados y de los que desde el primer momento apoyé (el acercamiento), y de cierta manera tratas de influenciar a los demás con tu positividad, pero también veo que no ha pasado lo que esperaba, que ha sido política”, dijo el intérprete de Cristinito a la página de noticias Primera Hora.

“Creo que la apertura que ha habido en Cuba respecto a Estados Unidos no necesariamente ha significado una apertura para los cubanos que viven y trabajan fuera de Cuba, sobre todo a los que trabajamos en Estados Unidos”, agregó el artista, que se considera mal visto por el régimen que impera en la Isla.

“Durante muchos años todos los cubanos que trabajamos en un medio en Miami te ven como persona un poco non grata, desde el punto de vista oficial”, añadió. Sin embargo, “el pueblo te quiere”.

El presentador de programas televisivos en Miami contó asimismo su deseo de trabajar alguna vez en su país natal. “Me encantaría actuar para la gente de mi tierra, pero sin que eso suponga que tengo que venderme de una manera que no soy o tenga que hacer concesiones que después yo no me sienta feliz conmigo mismo”.

Alexis Valdés visitó su país por última vez en 2004, durante un Festival del Humor. Su frugal aparición en el teatro Mella, en La Habana, provocó una ovación cerrada cuando lo presentaron en el escenario, aunque él no tenía función esa noche. “El público se puso de pie como diez minutos, yo no podía actuar, yo empecé a llorar. Fue una emoción compartida”, describe.

Actualmente el humorista trabaja en el espectáculo teatral “Te quiero mi humor”, que describe como un “agradecimiento al humor por haber salvado la vida, porque yo fui un niño muy tímido, muy retraído, y el hecho de convertirme en actor y más allá de eso en comediante, me convirtió más en un ser social y me abrió caminos a la hora de relacionarme con la gente”.

Fuente: cubanet.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario