Deportes 04 julio 2016

Alemania repite semifinal contra un anfitrión. ¿Otro 7-1?

EVIAN-LES-BAINS, Francia (AP) — La experiencia de la paliza 7-1 que Alemania le propinó a la anfitriona Brasil hace dos años en la Copa del Mundo es una que para el técnico Joachim Loew le sirve de mucho ahora que debe preparar el duelo contra Francia en las semifinales de la Eurocopa.

Alemania acabó proclamándose campeona del Mundial de 2014 tras humillar a Brasil en la semifinal en Belo Horizonte, y Loew no ocultó que se entusiasma con el desafío de enfrentar a otro conjunto anfitrión que busca acceder a la final.

"Me parece súper que sea así. La verdad es que es una motivación", dijo Loew el lunes en la concentración del equipo. "En Brasil, fue idéntico para la semifinal. Todo el país de 200 millones apoyando a su selección. Pero salimos bastante bien y ahora vamos a salir bien también".

Las expectativas en Francia se han disparado, luego que Les Bleus vapulearon el domingo 5-2 a Islandia para avanzar a la semifinal.

Loew anticipó que el local tendrá "un aliento ferviente en Marsella", y que es un equipo que paulatinamente ha ido ganando confianza en el torneo.

"Son dos equipos que individualidades excepciones, equipos con objetivos claro", dijo Loew, quien señaló a Francia como uno de las principales candidatas previo al torneo.

"Son diferentes a los italianos, no son tan defensivos", añadió. "Tienen jugadores de ataque que son fuertes físicamente, (Paul) Pogba desde el mediocampo, (Blaise) Matuidi. Es un partido de dos equipos parejos. Es súper que tengamos esta clase de partidos. Me fascinan estos partidos de eliminación directa con rivales de gran calidad".

De los tres grandes títulos conquistados por Francia, dos se ganaron en casa: la Eurocopa de 1994 y el Mundial de 1998. Francia añadió el cetro de la Euro 2000 como campeona del mundo, gesta que Alemania quiere emular, pese a que acusará bajas sensibles el jueves en el Stade Velodrome.

Su volante Sami Khedira fue descartado por una lesión en la ingle izquierda, y el también centrocampista Bastian Schweinsteiger es suda por un golpe en la rodilla derecha que sufrió en la victoria contra Italia el sábado en los cuartos de final.

Ese triunfo 6-5 en una tanda de penal le salió caro a Alemania. El delantero Mario Gómez quedó fuera por el resto del torneo al sufrir un desgarro del muslo derecho, en tanto que el zaguero Mats Hummels fue amonestado y no podrá jugar ante Francia.

Gómez, quien no fue tomado en cuenta para el Mundial tras una temporada plagada por lesiones, cumplirá 31 años el día de la final.

Julian Weigl (Borussia Dortmund) y Emre Can (Liverpool) asoman como sustitutos de Schweinsteiger, cuya temporada fue truncada por dos graves lesiones en la misma rodilla, no se recupera a tiempo.

"Tendremos que encontrar soluciones", dijo Loew.

Mario Goetze podría volver al once titular, ocupando la posición de Gómez, o Thomas Mueller podría jugar de centrodelantero, pese a que sigue sin poder anotar en 10 partidos en las últimas dos Eurocopa. Para colmo, Mueller marró un penal en la tanda ante Italia.

Loew no está preocupado por el delantero que aportó nueve de los 24 goles de Alemania en las eliminatorias.

"El penal le hubiera hecho bien, pero conozco a Thomas desde hace mucho tiempo y es alguien que no se cae con esas cosas", declaró Loew. "Siempre dice que lo importante es que el equipo gane. Tengo la sensación que anotará en el momento más importante".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario