Deportes 02 julio 2016

Alemania doblega a Italia en penales y es semifinalista

BURDEOS, Francia (AP) — Alemania exorcizó 54 años de chascos ante Italia en las grandes citas del fútbol imponiéndose el sábado por 6-5 en una interminable tanda de penales para clasificarse a las semifinales de la Eurocopa.

Jonas Hector se encargó de anotar el penal decisivo en el duelo de cuartos de final, ejecutando con un zurdazo el 18vo remate de la tanda. El balón pasó por debajo de la estirada del arquero italiano Gianluigi Buffon, y Alemania se entreveró en los cuatro mejores por sexto magno torneo consecutivo.

"Rematé con el corazón en mi mano", dijo Hector, lateral izquierdo de Alemania. "Sólo quería meterlo al fondo".

Previo al turno de Hector, el portero alemán Manuel Neuer tapó el disparo de Matteo Darmian.

Ninguno de los dos equipos pudo marcar en el tiempo extra tras un empate de 1-1 al término de los 90 minutos en Burdeos.

A 12 minutos para el final, Leonardo Bonucci convirtió un penal para nivelar el marcador luego que Jerome Boateng bajó con la mano un balón que Giorgio Chiellini peinó dentro del área.

El gol de Mesut Ozil a los 65 había puesto en ventaja a Alemania, rematando desde ocho metros un centro que había sido desviado.

Hasta el gol de Ozil, el partido fue una batalla táctica en la que nadie se regaló espacios. Neuer y Buffon casi ni fueron exigidos.

Bonucci fue uno de los siete jugadores que fallaron sus remates en la tanda. El capitán alemán Bastian Schweinsteiger mandó la pelota a las nubes cuando tuvo en sus pies la victoria con el marcador 2-2.

"Nunca había experimentado una tanda de penales similar", dijo Neuer.

Fue la sexta vez seguida que Alemania sale triunfante en una tanda de penal desde que sucumbió ante Checoslovaquia en la final de la Euro 1976.

Y por primera vez en nueve enfrentamientos en los grandes torneos, Alemania emergió victoriosa en un partido contra Italia, poniendo fin a la denominada "maldición italiana" de los alemanes.

A la caza del doblete Mundial-Eurocopa, Alemania quedó a la espera del ganador del duelo Francia-Islandia que se dirimirá el domingo en el Stade de France. La semifinal de la llave se jugará el jueves en Marsella.

La derrota puso fin al ciclo de dos años de Antonio Conte como técnico de Italia, marchándose a la Liga Premier para dirigir a Chelsea tras un torneo en el que dio la nota con las notables victorias ante Bélgica y España.

"De esta Eurocopa lo único que me duele son estos penales", dijo Conte. "Ninguna otra clase de remordimiento. Estos muchos lo dejaron todo".

Uno de sus últimos actos como seleccionador italiano fue consolar a Darmian, quien quedó tirado en el piso luego que Hector decretó el triunfo de Alemania. Buffon, de 38 años, terminando con lágrimas en los ojos al retirarse de la cancha.

Este era un partido digno de una final al enfrentar a las selecciones más laureadas de Europa, cada una con cuatro campeonatos del mundo. Pero el partido se quedó corto de las expectativas que había despertado.

El entrenador alemán Joachim Loew sorprendió con su planteamiento táctico al alinear con tres centrales.

Los campeones mundiales, sin embargo, tuvieron que mover fichas temprano cuando su volante de contención Sami Khedira debió retirarse por una lesión muscular, y Schweinsteiger entró en su lugar.

El duelo táctico pudo resultar intrigante pero las ocasiones escasearon. Entre las pocas, Thomas Mueller se perdió otra oportunidad para anotar su primer gol en una Eurocopa al patear mal cuando de la nada se encontró con un balón dentro del área.

Mueller acarició el gol al inicio del segundo tiempo, pero su disparo fue despejado en la raya por Alessandro Florenzi.

El partido pasó a tener un trámite friccionado, con el árbitro húngaro Viktor Kassai sacando tres tarjetas amarillas en un lapso de tres minutos.

Alemania logró abrir el marcador pasada la hora, cuando Alessandro Florenzi reaccionó tarde para un despeje y Mario Gomez cedió a Hector, que sirvió para el remate de Ozil desde el fondo.

Apenas dos minutos, los alemanes pudieron haber aumentado. Ozil habilitó a Gomez, cuyo remate de primera fue repelido por Buffon.

Italia pudo empatar con la complicidad de Boateng, quien torpemente levantó los brazos en la pugna por un balón llovido. Bonucci se encargó de cobrar la pena máxima, la primera de su carrera.

Pero ninguno pudo generar algo claro para liquidar el partido en los 90 reglamentarios, aunque en la prolongación el suplente alemán Julian Draxler disparó por encima del travesaño tras un despiste de la zaga italiana.

Tras salir de la banca, el italiano Lorenzo Insigne se perfiló bien dentro del área, pero remató directo a Neuer.

No hubo otro remedio que definirlo por penales, la segunda tanda de la fase de cuartos de final, luego que Portugal superó a Polonia el jueves.

Y Alemania, como siempre, ganó la batalla de nervios desde los 12 pasos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario