Mundo 05 octubre 2016

Afganistán: los choques contra talibanes continúan en Kunduz

KABUL, Afganistán (AP) — Los intensos combates entre talibanes y fuerzas afganas continuaban el por tercer día consecutivo en el norte del país, según las autoridades afganas. Helicópteros estadounidenses prestaban apoyo aéreo a las tropas sobre el terreno ante la ofensiva coordinada que lanzaron los insurgentes contra la ciudad de Kunduz.

Los combates en Kunduz, que el año pasado cayó brevemente ante los talibanes, se libraban mientras miembros del gobierno afgano y representantes de unos 70 países se reunían en Bruselas en un intento de Kabul de reunir miles de millones de dólares que solventen su falta de efectivo, mientras lucha contra la poderosa insurgencia y la corrupción rampante.

Los talibanes lanzaron por la mañana nuevos ataques contra las fuerzas afganas desde el sur y el este, indicó el general Qasim Jungalbagh, jefe de la policía provincial.

En la ciudad han comenzado las operaciones para despejar el terreno, mientras que en las afueras continúan los fuertes enfrentamientos.

"Una vez más, los insurgentes atacaron a nuestras fuerzas desde dos direcciones diferentes y se producen intensas batallas al sur y este de la ciudad", dijo Jungalbagh.

Después de internarse en Kunduz el lunes e izar brevemente su bandera en el principal cruce de la ciudad, los talibanes han sido obligados a retroceder, aunque sus combatientes se refugiaron en viviendas particulares, frenando la contraofensiva de las fuerzas de seguridad.

El ejército estadounidense prestaba apoyo aéreo a las fuerzas afganas el miércoles para asegurar varias zonas de la ciudad, dijo el general de brigada estadounidense Charlie Cleveland.

El portavoz del ejército estadounidense describió los combates como "esporádicos", señalando que desde el martes por la noche, "las fuerzas estadounidenses han realizado dos acciones desde el aire para defender a fuerzas amigas". No dio más detalles.

En los combates murieron 42 insurgentes y más de 25 resultaron heridos, indicó Jungalbagh. El Ministerio de Degensa había informado antes de cinco agentes afganos muertos y 13 heridos.

Los precios de la comida casi se han triplicado desde el inicio de la ofensiva el lunes de madrugada, dijo el responsable del consejo provincial, Mohammad Yusouf Ayubi. Escasean los alimentos, el agua y la electricidad.

Por su parte, los talibanes afirmaron un comunicado enviado a los medios que habían tomado la oficina de la agencia nacional de inteligencia en Kunduz, algo que no pudo confirmarse en un primer momento. Los talibanes suelen exagerar sus éxitos en el campo de batalla.

La ciudad cayó hace un año ante los talibanes, antes de que fuerzas afganas rechazaran a los insurgentes con ayuda de bombardeos estadounidenses.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario