Mundo 29 octubre 2016

Adolescente se declara culpable de balacera en escuela

MEADOW LAKE, Saskatchewan, Canadá (AP) — Un adolescente se declaró culpable el viernes de haber asesinado a dos personas y herido a otras siete en una balacera registrada en una escuela secundaria ubicada en una remota comunidad indígena en el oeste de Canadá a inicios de este año.

El joven de 18 años, cuyo nombre no fue revelado en acatamiento a la Ley de Justicia Criminal Juvenil de Canadá, admitió además que mató a dos hermanos en una casa cercana en Saskatchewan.

El adolescente presentó el viernes sus declaraciones de culpabilidad por homicidio en primer grado en relación a la muerte por disparo de arma de fuego de dos maestros en su escuela en La Loche, Saskatchewan, y por homicidio en segundo grado por la muerte de dos hermanos adolescentes en la remota comunidad de Dene el 22 de enero.

La jueza de corte provincial Janet McIvor dijo que los tribunales aún tienen que determinar si será sentenciado como juvenil o como adulto. La sentencia máxima por homicidio en primer grado para un condenado juvenil es de 10 años en prisión; para un adulto es de cadena perpetua automática.

"No necesito decir a nadie que estos cargos son muy graves, muy trágicos; trágicos para todos los involucrados en esa región", dijo McIvor.

Las masacres son inusuales en Canadá, donde existen leyes más estrictas que en Estados Unidos en materia de armas de fuego, y ésta fue la peor balacera en una escuela secundaria o primaria de Canadá. Es el peor ataque a una escuela en el país desde la masacre en la universidad Ecole Polytechnique ocurrida en Montreal en 1989, en la cual murieron 15 personas, incluido el atacante, y otras 14 resultaron heridas.

El 22 de enero la policía respondió a llamadas de pánico por parte de personal y estudiantes. La policía dijo que el atacante estuvo dentro de la escuela durante aproximadamente ocho minutos. Algunos estudiantes huyeron, otros se escondieron.

Marie Janvier, de 21 años, fue asesinada cuando corría a buscar ayuda. Ella se había graduado de esa escuela dos años antes y era su primer día de trabajó ahí como asistente. El maestro Adam Wood, de Uxbridge, Ontario, también había comenzado su empleo al inicio del año escolar. El hombre de 35 años recibió disparos y falleció en un hospital.

Poco después de la balacera en la escuela, la policía fue llamada a otro escenario de crimen en una casa cercana, donde los hermanos Drayden Fontaine, de 13 años, y Dayne Fontaine, de 17, fueron encontrados sin vida.

Tras los hechos, amigos del atacante lo describieron como la oveja negra de su familia y una víctima de intimidación en la escuela. Una persona dijo que era molestado con frecuencia debido a sus orejas grandes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario