Mundo 16 junio 2016

Acusan a "Güero" Palma de matar a dos, incluido un policía

CIUDAD DE MEXICO (AP) — El futuro de Héctor "El Güero" Palma, uno de los fundadores del cartel de Sinaloa a quien Estados Unidos devolvió a México tras cumplir parte de una condena por narcotráfico, estará marcado por dos crímenes ocurridos hace poco más de dos décadas.

Recluido en un penal de máxima seguridad, Palma está acusado de ordenar el asesinato en 1995 de un subdirector policial del estado occidental de Nayarit y a una persona que lo acompañaba, en una aparente represalia por haberlo traicionado, dijo el jueves a The Associated Press un funcionario federal con conocimiento del proceso contra el capo.

El entonces mando policial supuestamente trabajaba al servicio del cartel de Sinaloa pero decidió colaborar con sus rivales, los hermanos Arellano Félix del cartel de Tijuana, añadió el funcionario quien comentó el caso bajo anonimato por no estar autorizado a hablar públicamente sobre el mismo.

La acusación impidió que Palma pudiera caminar como un hombre libre tras ser deportado el miércoles a México desde Estados Unidos. El capo fue trasladado por la noche al penal de máxima seguridad del Altiplano, el mismo del que en 2015 se fugó Joaquín "El Chapo" Guzmán, el hombre con el que fundó el cartel de Sinaloa.

Palma fue detenido en junio de 1995 en el oeste de México y en 2007 fue extraditado a Estados Unidos donde se declaró culpable y fue sentenciado a una pena de 16 años de prisión por transportar 50 kilos de cocaína.

Las autoridades de ese país dijeron que tras cumplir 85% de su pena y haber tenido buena conducta alcanzó los requisitos para poder salir de la prisión en la que estaba.

Palma fue entregado por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas a autoridades migratorias mexicanas en Matamoros, en la frontera con Brownsville, Texas. Ya en México, la Fiscalía de Nayarit le notificó una orden de arresto por los homicidios, aunque la procuraduría no dio detalles.

El funcionario federal dijo que Palma envió a un sicario a asesinar al jefe policial para cobrar venganza por haberse ido con sus enemigos del cartel de Tijuana.

Algunos expertos consideraban que si Palma no era acusado de ningún delito y quedaba en libertad en México, existía la posibilidad de que intentara reincorporarse al narcotráfico.

Palma dejó la prisión en Estados Unidos el viernes y había quedado bajo custodia de autoridades migratorias de ese país mientras se procesaba su deportación.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario