Crisis Migratoria 13 septiembre 2016

A prisión los responsables del asesinato de dos emigrantes cubanos en Colombia

En un caso que ha provocado la repulsa de la comunidad cubana e internacional, dos emigrantes cubanos que se encontraban en la ciuda de Turbo, Colombia, fueron víctimas de otros dos sujetos de origen colombiano, quienes los asesinaron en un acto cruel e indigno.

Los sujetos también violaron a Edelvis Martinez Aguilar, una joven cubana que viajaba con su novio, Liober Santos Corria. La joven, luego de violada, fue asesinada. Su novio logró escapar con vida.

Embed

Fue este precisamente quien hizo la denuncia que permitió la captura de los sujetos, nombrados Johan Estiven Carreazo Asprilla y a Carlos Emilio Ibargüen Palacio, a quien un juez acaba de enviar a la cárcel, por ser presuntos responsables de los hechos anteriormente descritos.

El Juez Primero Penal Municipal de Turbo, en el departamento de Antioquia (noroeste) dictó la medida contra los dos hombres investigados por los delitos de violación, feminicidio, homicidio agravado, tortura y tráfico de migrantes, añadió la información.

Los hechos ocurrieron el pasado 8 de septiembre en la ciénaga de Matuntugo, en el Golfo de Urabá, donde los dos cubanos fueron asesinados con arma blanca cuando pretendían llegar a Panamá por el Tapón del Darién, para continuar su camino que tenía como destino final Estados Unidos.

De acuerdo con la investigación, las víctimas son de La Habana y habían salido de su país desde hacía tres meses.

"Entraron a Colombia por la frontera venezolana y se instalaron en el municipio costero antioqueño durante dos semanas para luego realizar la travesía por tierra hasta Centroamérica. Un día antes de salir hacia la frontera, fueron conducidos a la casa de uno de los victimarios y allí pasaron la noche", señaló la Fiscalía.

Liober Santos Corria, un cubano de 33 años de edad, relató a la Fiscalía que viajaba en compañía de su novia, Edelvis Martínez Aguilar, y de un amigo, guiados por dos de los "coyotes" que a cambio de ayudarlos a cruzar la frontera panameña, les cobraron 1.500 dólares a cada uno.

Explicó que cuando iban rumbo a la frontera, en inmediaciones de la ciénaga de Matuntugo, los hombres exigieron más dinero, pero como no tenían nada para darles, los despojaron de sus pertenencias, abusaron sexualmente de la joven y posteriormente la asesinaron, mientras que él logró huir.

El amigo que los acompañaba también fue asesinado.

Los cuerpos de las víctimas fueron hallados en la ciénaga de Matuntugo amarrados a un tronco, sumergidos en el río.

Los procesados no aceptaron los cargos de la Fiscalía que a su vez adelanta gestiones con la Cancillería cubana para lograr la plena identificación de las víctimas y la repatriación de sus cuerpos a la isla.

Fuente: cibercuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario