Mundo 05 abril 2016

A pesar del revuelo, es difícil acabar con paraísos fiscales

LONDRES (AP) — Existe una parte del Imperio Británico donde el Sol aún no se pone: se trata de sus paraísos fiscales.

El dominio que mantuvo Gran Bretaña en el mundo le ha dejado una serie de pequeños territorios esparcidos por todo el planeta, y muchos de ellos se han convertido en centros para ocultar dinero. Pese a la creciente presión política, el cierre de estos y otros paraísos fiscales resulta más difícil de lo que se piensa.

La filtración de 11,5 millones de documentos de un despacho de abogados panameño que se especializa en ofrecer discretos servicios financieros para los ricos ha generado un nuevo llamado a favor de medidas drásticas contra la actividad financiera en las sombras. Muchos piensan que Gran Bretaña tiene en especial mucho por hacer. Más de la mitad de las 200.000 compañías creadas por la firma panameña Mossack Fonseca para clientes que se encuentran en los archivos recientemente revelados están registradas en las Islas Vírgenes Británicas, ubicadas en el Caribe.

"Gran Bretaña tiene una enorme responsabilidad", afirmó Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, el principal de la oposición, el martes. "El gobierno necesita dejar de andarse con rodeos sobre la evasión de impuestos".

Cuando las colonias británicas obtuvieron su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, Londres alentó a varias islas del Caribe a convertirse en paraísos fiscales como una forma para ser autosuficientes. Como resultado, muchos de los paraísos fiscales del mundo tienen vínculos británicos, incluidos territorios en el extranjero como las Islas Vírgenes Británicas, las Bermudas y las Islas Caimán.

Las islas de Jersey y Guernsey que forman parte de las Islas Anglonormandas frente a la costa francesa y que son dependencias de la Corona Británica han sido paraísos para los acaudalados y su dinero por casi un siglo.

Los exhortos al cambio que tuvieron eco en todo el mundo a raíz de las revelaciones sobre la firma de Panamá no son del todo nuevos. Cuando la crisis financiera global estalló en 2008, los gobiernos con pocos fondos buscaron maneras de recobrar parte de los miles de millones de dólares ocultos a las autoridades fiscales en los paraísos en el extranjero.

Desde entonces, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Grupo de los 20 han persuadido a más de 90 países para que compartan su información financiera en un intento por tomar medidas contra los acuerdos secretos.

Fiona Fernie, jefa de investigaciones fiscales para el despacho de abogados Pinsent Masons, dijo que la determinación entre los gobiernos para actuar al respecto está teniendo un efecto real.

"La gran diferencia —el cambio radical— fue que los líderes mundiales han decidido unirse ante este asunto, cerrar los resquicios", dijo. "La gente puede correr, pero con el tiempo no podrá ocultarse".

El primer ministro británico David Cameron ha sido de los más expresivos al momento de exigir mayor transparencia, y albergará en Londres una cumbre internacional anticorrupción el próximo mes. Una legislación que obliga a las compañías británicas a revelar quién se beneficia realmente de su propiedad entra en vigor en junio, y el gobierno dijo que está "decidido" a obligar a que las Islas Caimán y las Islas Vírgenes Británicas adopten medidas más estrictas de transparencia.

Pero los documentos panameños contienen detalles vergonzosos sobre cómo el difunto padre del premier, Ian Cameron, utilizó un refugio en el extranjero para mantener su fortuna a salvo de las autoridades fiscales británicas.

Corbyn y otros líderes de oposición aseguran que las autoridades británicas deben ir más allá y recuperar el control de los paraísos fiscales en el extranjero, una medida extrema, más no imposible. Gran Bretaña impuso una norma directa a las islas de Turcos y Caicos por tres años, a partir de 2009, en medio de un escándalo de corrupción.

El legislador conservador Dominic Grieve, un exprocurador general, dijo que eliminar el estatus de paraíso fiscal de las islas podría devastar a las economías locales y no frenaría el abuso contra el sistema de impuestos.

"Lo que sucederá de hecho es que las personas irán a otros paraísos fiscales que podrían tener una regulación mucho menos buena, así que, de hecho, estaríamos alentando el lavado de dinero y la delincuencia que queremos suprimir", dijo a la BBC.

Crawford Spence, decano asociado de la Escuela de Negocios Warwick, dijo que las filtraciones de Panamá presionarán a los líderes mundiales a hacer más, pero no anticipa un cambio de gran envergadura.

Las autoridades fiscales en Gran Bretaña prometieron investigar la filtración, pero Spence dijo que las agencias gubernamentales que sufren una "falta crónica de personal" no son rival para los evasores de impuestos.

"Quienes manejan paraísos fiscales y asesoran a sus clientes a hacer uso de ellos están muy por delante de los reguladores; es increíble", afirmó. "Todas las personas más brillantes trabajan de ese lado, porque es ahí donde está el dinero en efectivo".

Richard Murphy, un contador y activista de una reforma fiscal, es un poco más optimista. Asegura que los Papeles de Panamá revelan "un declive muy significativo en el número de nuevas incorporaciones de compañías en el extranjero desde 2008".

Cree que la publicidad negativa, más que las reformas legales, están obligando a los ricos a enmendar sus estrategias.

"Creo que la campaña en contra de los paraísos fiscales está funcionando, pero no a un nivel legal", afirmó. "La gente se ha dado cuenta de que hay un riesgo masivo a su reputación si son sorprendidos en esos lugares".

Justin Urquhart Stewart, de Seven Investment Management, dijo que la polémica sobre la filtración masiva podría tener el mismo efecto en países como Panamá, que se han beneficiado al atraer fondos del extranjero.

"Panamá quedará en vergüenza y se verá obligada a tomar medidas para asegurarse de que esto no vuelva a suceder", señaló. "Pero hay que estar atentos, pues una vez que se cierra un paraíso fiscal, oh sorpresa, pronto aparecerá uno nuevo".

___

Los periodistas de The Associated Press Danica Kirka y Martin Benedyk contribuyeron a este despacho.

___

Jill Lawless está en Twitter como http://Twitter.com/JIllLawless

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario