Mundo 02 marzo 2016

76 miembros hambrientos de Boko Haram se rinden a Nigeria

MAIDUGURI, Nigeria (AP) — Decenas de combatientes demacrados de Boko Haram que pedían comida se rindieron el miércoles ante soldados en el noreste de Nigeria, según responsables militares y un miembro de las fuerzas de autodefensa.

Un total de 76 personas, entre las que había mujeres y niños, se entregaron el sábado anterior en Gwoza, unos 100 kilómetros (60 millas) al sureste de Maiduguri, de acuerdo con un oficial de alto rango.

Todos están detenidos en dependencias militares en Maiduguri, el lugar donde nació Boko Haram y en la actualidad el centro de mando de la guerra contra los extremistas islámicos, dijo el oficial, quien insistió mantener el anonimato porque no estaba autorizado a hablar con periodistas.

Un miembro de la autodefensa civil, que ayudó a escoltar a los detenidos a Maiduguri, declaró a The Associated Press que hay muchos más combatientes que quieren rendirse.

La escasez de alimentos podría indicar el éxito de la ofensiva del ejército nigeriano para cortar las rutas de suministro a los extremistas islámicos, que han extendido su lucha más allá de las fronteras de Nigeria. Unas 20.000 personas han muerto en seis años de insurgencia. Boko Haram fue declarado el grupo más mortal de todos los grupos terroristas en 2014, por delante del grupo Estado Islámico, al que le declaró lealtad el año pasado.

En un acontecimiento por separado, soldados de Nigeria y Camerún rescataron a 701 personas que permanecían cautivas en el distrito de Gwoza, indicó el presidente del consejo local, Ibrahim Chikun, a los periodistas en Maiduguri. Afirmó que fueron liberadas el domingo en una operación conjunta.

El ejército nigeriano informó que decenas de combatientes de Boko Haram se rindieron en septiembre y octubre del año pasado. Se ha prometido que quienes se entreguen de manera voluntaria serán rehabilitados a través del programa de desradicalización.

En 10 meses desde que asumió el gobierno y prometió detener a la insurgencia, el presidente Muhammadu Buhari reemplazó a la dirigencia del ejército, trasladó los cuarteles de guerra desde la distante capital, Abuya, al corazón de la insurgencia en el noreste y reabasteció a los soldados.

El ejército ha expulsado a los insurgentes de las ciudades y aldeas donde se habían establecido califatos islámicos, pero Boko Haram regresó para atacar e implementar tácticas y ataques suicidas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario