Mundo 15 septiembre 2016

64.000 puertorriqueños se fueron de la isla en el 2015

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — El número de puertorriqueños que se fueron de la isla en el 2015 igualó la marca registrada el año previo, en medio de una crisis económica que está sofocando a ese territorio estadounidense, anunciaron el jueves las autoridades.

Aproximadamente 64.000 puertorriqueños se fueron el año pasado, lo que iguala la mayor cifra reportada en 11 años, indicó el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

"Es preocupante", señaló el demógrafo Raúl Figueroa en entrevista telefónica. "En términos económicos, la fuerza trabajadora va a seguir disminuyendo. Pero más preocupante es la edad. La mayoría de las personas que salen, al ser jóvenes, el envejecimiento se acelera aún más".

Estimó que la población actual de Puerto Rico está por debajo de los 3,4 millones de habitantes, y podría descender a 3,2 millones en los próximos años. Además indicó que la edad promedio es de 40 años de edad.

El éxodo se incrementó en el 2014, cuando funcionarios reportaron un aumento de 31% de las salidas con respecto al año anterior. La vasta mayoría de los puertorriqueños se están estableciendo en Estados Unidos, con lo que dejan atrás una isla que enfrenta un futuro incierto en momentos en que una junta federal de control se prepara para supervisar las finanzas del gobierno y ayudar a restructurar una porción de la deuda pública de 70.000 millones de dólares, que el gobernador ha dicho es impagable.

El Instituto de Estadísticas también anunció que el ingreso promedio por familia es de 18.626 dólares, un descenso de casi 2% entre 2014 y 2015. Las autoridades resaltaron que actualmente el 46% de la población vive por debajo de la línea de pobreza.

Alberto Velázquez Estrada, director de proyectos estadísticos del instituto, señaló que no le sorprende que casi medio millón de puertorriqueños hayan emigrado en los últimos 11 años.

"Ciertamente, la escasez de oportunidades de trabajo y la calidad de vida, entre otros factores, apoyados en la facilidad de los puertorriqueños de moverse entre Puerto Rico y los Estados Unidos, reúne las condiciones ideales para experimentar una ola migratoria", comentó.

El éxodo ha provocado una disminución en el número de contribuyentes, lo que obliga al gobierno, en parte, a aprobar nuevos impuestos e incrementos en las cuentas de servicios públicos para ayudar a generar mayores ingresos.

Muchos de los puertorriqueños esperan que la junta federal de control tome medidas adicionales.

Una fuerza especial de trabajo que fue creada junto con la junta federal de control como parte de un paquete de rescate de Estados Unidos indicó el jueves estar preocupada por la falta de datos confiables sobre la situación económica, financiera y fiscal de Puerto Rico. Resaltó que las leyes y programas federales también han afectado la situación financiera de la isla y eso ha generado cambios en su población.

"Los habitantes de Puerto Rico y sus familias enfrentan numerosos desafíos", indicó dicha fuerza especial.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario