Boston 19 septiembre 2016

6 consecuencias negativas de dormir demasiado

Si en algo coinciden los médicos es en que dormir es crucial para la salud.

No sólo es necesario para mantenerse alerta y concentrado durante el día.

Dormir recarga y recupera el cuerpo de las cargas y fatigas diarias.

Pero sobre todo, reduce el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, la diabetes o incluso la muerte prematura, según el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra.

"Las personas que duermen más de 10 horas al día tienden a tener peor estado de salud que aquellas que duermen un promedio de 7 u 8 horas", dice Susan Redline, profesora de la Universidad de Harvard y médica de la división de desórdenes del sueño del hospital Brigham and Women's de Boston, en EE.UU.

Las horas necesarias de sueño varían, dependiendo de la edad de las personas y de otras circunstancias, explica Daniel Hernández Gordillo, neumólogo titular de la Clínica del Sueño del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, en Jalisco, México.

Los recién nacidos necesitan hasta 20 horas de sueño al día.

Los adolescentes requieren entre siete y nueve horas diarias, mientras que los adultos de seis a ocho horas máximo.

Dormir demasiado puede causar ciertas enfermedades, afirma Michael Irwin, psiquiatra en ciencias de la conducta y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

La razón es que el "sueño prolongado", aquél que dura más de 8 horas, es usualmente un sueño ligero.

Esto quiere decir que no se alcanza un estado profundo y constante de sueño.

En conclusión, dormir demasiado puede ser tan perjudicial como dormir muy poco. Éstos son algunos de los riesgos para la salud.

1. Mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Las mujeres tienden a dormir más que los hombres, lo que las pone en una posición más vulnerable y aumenta el riesgo de que desarrollen problemas cardiacos.

2. Alteraciones metabólicas

Muchos estudios internacionales han demostrado que las personas que no duermen suficiente suelen tener problemas de peso.

Pero también existe una relación entre la obesidad y el exceso de sueño.

Aunque no se trata de una simple relación de -causa y efecto- "es un hecho que existe una conexión", dice Irwin.

"Una de las teorías dice que dormir demasiado se traduce en poca actividad física. Aquellos que duermen demasiado, tienen menos período de tiempo disponible en el que pueden estar activos", resalta Redline.

3. Riesgo de desarrollar diabetes

Dormir demasiado puede elevar los niveles de azúcar (como también ocurre cuando se duerme muy poco)

Altos niveles de glucosa en la sangre pueden incrementar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, complementa la profesora de la Universidad de Harvard, Susan Redline.

4. El cerebro se pone lento

¿No te puedes concentrar?

Culpa al tiempo que pasas entre las cobijas.

El sueño prolongado crónico puede envejecer tu cerebro a una mayor velocidad.

Este envejecimiento prematuro puede generar dificultades en el desarrollo óptimo de las actividades diarias, según una investigación publicada en el Diario de la Sociedad Geriátrica de Estados Unidos.

Michael Irwin dice que la causa de que las personas que duermen demasiado tengan problemas con el funcionamiento mental básico, puede residir en lacantidad de veces que se despiertan durante la noche.

Si se despiertan frecuentemente, es probable que no estén alcanzando el estado profundo del sueño necesario para que el cuerpo se restaure.

5. Riesgo de morir prematuramente

Suena radical pero es una realidad.

Estudios epidemiológicos de gran escala han demostrado que las personas que duermen demasiado, mueren prematuramente.

De nuevo, no se debe a una relación de causa y efecto.

Según Irwin, la probabilidad de morir prematuramente aumenta si se padece diabetes o alguna enfermedad cardiovascular.

Ambas enfermedades están relacionadas con el exceso, o el déficit de sueño.

6. El estado de ánimo puede sufrir

La depresión y el sueño tienen una estrecha relación.

Según Irwin, las personas que padecen algún tipo de depresión tienden a dormir más.

Por otra parte, las personas diagnosticadas con depresión, que duermen más de lo recomendado, pueden empeorar.

Fuente: bbc.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario