Mundo 22 noviembre 2016

25.000 muertos por año en ferrocarriles de la India

NUEVA DELHI (AP) — Se suele decir que la vida en la India gira en torno a sus ferrocarriles, que transportan 23 millones de personas todos los años.

La red de ferrocarriles de la India, la tercera más grande del mundo, cuenta con 12.600 trenes de pasajeros y de carga y con 115.000 kilómetros (71.000 millas) de vías. Con 1,4 millones de trabajadores, es la empresa que más empleados tiene en el país.

Pero las cosas no marchan demasiado bien con la red, como se refleja en el accidente del domingo en que 14 vagones se salieron de las vías causando la muerte de al menos 148 personas en el estado norteño de Uttar Pradesh.

Por muchos años el ferrocarril ha sido una herencia romántica de los ingleses, construida hace más de 160 años y que enfrenta una escasez de recursos, vías viejas y un sistema de señales y de comunicaciones anticuado, además de un volumen de tráfico que desborda la capacidad del sistema.

La tragedia del fin de semana, cuyas causas están siendo investigadas, puso sobre el tapete la necesidad de renovar toda la red.

La economía india atraviesa por un período floreciente y han surgido decenas de aerolíneas privadas que sirven a la creciente clase media-alta. Pero decenas de millones de indios que viven en el interior o que no están en condiciones de pagar pasajes de aviones dependen de los trenes.

Y los viajes en tren conllevan ciertos peligros. Estadísticas del gobierno indican que en el 2014, el último año para el que se tienen cifras, más de 25.000 personas fallecieron en accidentes ferroviarios, que van desde gente que se cae de los techos de los vagones en movimiento hasta choques de trenes. A ellas se suman unas 15.000 personas que fallecen todos los años cruzando las vías, según un estudio del gobierno del 2012.

Sucesivos gobiernos han negado recursos para modernizar la red y el sistema está al borde de la quiebra, de acuerdo con el ministro de ferrocarriles Dinesh Trivedi.

El funcionario sostuvo que hacen falta entre 3.000 y 3.800 millones de dólares solo para reemplazar equipo viejo.

Pero el gobierno aprobó apenas 485 millones en el presupuesto del 2016.

"La renovación de equipos viejos queda postergada, con lo que a sabiendas comprometemos la seguridad", se quejó Trivedi.

El primer ministro Narendra Modi dijo que su gobierno se ha enfocado demasiado en proyectos muy publicitados, como la llegada de trenes bala de alta velocidad, en lugar de abocarse a la renovación y mejora de la red.

"Apenas si podemos manejar la velocidad de los trenes así como estamos y no es lógico estar hablando de construir trenes bala que cuestan miles de millones de dólares", declaró Basudev Acharya, ex legislador que encabezó una comisión parlamentaria encargada de supervisar las operaciones de los ferrocarriles.

"Hay que conseguir de inmediato fondos para garantizar un mantenimiento adecuado de lo que ya tenemos y, lo que es más importante, para cubrir las vacantes que hay entre el personal de seguridad", afirmó Acharya.

Empleados de la red dicen que los trenes están pagando el precio de años de recortes presupuestarios. Los trenes de pasajeros son lentos, avanzando a una velocidad promedio de 50 kilómetros (30 millas) por hora, y los de carga son más lentos todavía.

"A pesar de esas velocidades tan lentas, tenemos muchas muertes por accidentes. ¿Se imaginan lo que ocurriría si tuviésemos trenes más rápidos?", preguntó N.B. Dutta, conductor de locomotoras y presidente del sindicato de operadores de trenes.

El domingo cuatro niños murieron al cruzar las vías de un tren urbano en el estado de Assam, al noreste del país.

Dutta dice que hay demasiadas plazas vacantes en el aparato de seguridad y que eso genera muchos nervios entre los conductores.

"Trabajamos cuatro o cinco noches seguidas", a pesar de que los reglamentos dicen que los conductores no pueden trabajar más de dos noches seguidas, señaló Dutta.

Otro sindicalista, C. Sunish, dijo que el estrés es enorme y que los conductores a veces tratan de dormir en las salas de espera de las estaciones después de cumplir turnos de 12 o 14 horas.

"Cada vez que hay un accidente, el ministro ordena una investigación, pero el resultado es el mismo. No se toman medidas correctivas", se quejó.

Se especula que el accidente del domingo fue producto del mal estado de las vías.

Se supone que las vías son inspeccionadas a diario, pero la escasez de personal hace que a menudo no se completen las revisiones.

En el 2015, Modi prometió invertir 137.000 millones de dólares a lo largo de cinco años para renovar la red.

Casi dos años después, no se sabe cuánto de ese dinero ha llegado a los ferrocarriles.

___

Nirmala George está en twitter.com/NirmalaGeorge1

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario