Deportes 08 marzo 2016

2016: Votto, rayo de luz en unos Rojos en transición

Al menos les queda Joey Votto.

Inmersos en un desmantelamiento total, los Rojos de Cincinnati pueden contar con el primera base como su caballito de batalla para lo que se perfila será un calamitoso 2016.

Sin hacer ruido, Votto viene de una temporada en la que quedó tercero en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, propulsado por una notable segunda mitad en la que bateó para .362 y registró un descomunal porcentaje de embasado de .535. Sólo cuatro jugadores en la historia han tenido un mejor porcentaje embasado en la segunda mitad, con un mínimo de 300 apariciones al plato, una lista de ilustres que incluye a Babe Ruth, Ted Williams, Rogers Hornsby y Barry Bonds.

Votto fijó un récord del club al recibir 143 bases por bolas la pasada temporada y es previsible que supere esa cantidad al verse rodeado por un elenco de bateadores que no intimida.

Este es un bateador excepcional, pero su presente es cruelmente desconsolador.

Cincinnati perdió 98 juegos en 2015, al hundirse en el último lugar de la división Central. La reconstrucción del equipo se puso en marcha a mitad de temporada y se acentuó durante el invierno.

Los Rojos traspasaron a los abridores Johnny Cueto y Mike Leake antes de la fecha límite de cambios en julio, además del jardinero Marlon Byrd. Culminada la campaña, se desprendieron del cerrador Aroldis Chapman y el tercera base Todd Frazier, recibiendo prospectos a cambio. El infielder venezolano José Peraza y el jardinero Scott Schebler son algunas de las nuevas piezas, pero no se puede esperar un impacto inmediato.

Y la depuración no ha acabado, ya que infructuosamente intentaron traspasar al segunda base Brandon Phillips y al jardinero Jay Bruce.

"Puedo lidiar con lo que sea, mientras continuemos en la dirección correcta", dijo Votto, poniendo buena cara.

A sus 32 años, Votto es el jugador franquicia, atado para ocho años adicionales. Cuando pactó una extensión de 10 años y 225 millones previo a la campaña de 2012, Cincinnati era la otra cara de la moneda, la de un equipo en alza y que había ganado un título de la división.

Si pudieran, los Rojos ya hubieran traspasado a Votto. Pero su carísimo contrato, con salarios de 25 millones para cada temporada entre 2018-23, espanta a los interesados.

¿MÁS CAMBIOS?

No cabe duda que el gerente Walt Jocketty desea sacarse de encima los contratos de Phillips y Bruce. Por ahora, tiene las manos atadas.

Con un contrato de 27 millones de dólares para los próximos dos años, Phillips (bateó 173 hits en 2015) vetó un cambio a Washington, donde se hubiera reencontrado con el ex manager Dusty Baker.

Bruce (.226 de promedio, 26 jonrones y 87 remolcadas) tenía un pie puesto en Toronto, pero la transacción a tres bandas —con los Azulejos y los Angelinos— se frustró en los trámites del reconocimiento médico de un jugador cuya identidad nunca se supo. Cobrará 12,5 millones este año y 13 en el próximo. La posibilidad de un cambio es latente de aquí a julio.

Además de Votto y Phillips, el resto del cuadro interior tiene a Zack Cosart de vuelta en el campocorto y al venezolano Eugenio Suárez como reemplazo de Frazier en la antesala. Devin Mesoraco estará detrás del plato, el veloz Billy Hamilton cubre el bosque central y Bruce en el derecho. Adam Duvall y Schebler se alternarían en el izquierdo.

LA ROTACION DE LOS NVATOS

Sin Cueto y Leake, además de Homer Bailey recuperándose de una cirugía Tommy John, los Rojos completaron la pasada campaña con una rotación conformada netamente por abridores novatos. Lo hicieron en cada uno de los últimos 64 juegos, algo sin precedentes en la historia de las mayores. Los resultados fueron funestos, ya que ninguno bajó del 4.00 en promedio de carreras limpias permitidas.

De esos novatos, el cubano Raisel Iglesias (3-7, 4.15 de efectividad) y Anthony DeScalfani (9-13, 4.05) siguen en los planes a largo plazo. El derecho Iglesias recetó 104 ponches en 95,1 innings.

El regreso de Bailey podría regresar a inicios de mayo. Una buena noticia, puesto que sería el único con cierta experiencia.

"Es esencial tener a un veterano en el camerino", razonó el manager Bryan Price, quien en sus dos campañas al mando del equipo acumula 184 derrotas en los últimos dos años.

REEMPLAZO PARA CHAPMAN

Con su recta de 100 millas por hora, Chapman se anotó el rescate en 33 de 36 oportunidades en 2015. Nadie más obtuvo más de un salvado.

Los candidatos para tomar el puesto del cubano son J.J. Hoover y Jumbo Díaz. El primero no estuvo mal como preparador, pero malogró seis de sus siete oportunidades de rescate. Díaz falló cuatro de cinco.

CONCLUSIÓN

Muchas cosas deben salir bien para rescatar una campaña decoroso, como que Hamilton mejore sus números de embasado (.285 en los últimos dos años) y Bruce los de slugging (.406 en el mismo periodo).

Volver a la cima va a tardar tiempo y, al considerar que están en una división con adversarios potentes como los Cachorros, San Luis y Pittsburgh, el miedo es que puedan acabar con su primera campaña con más de 100 reveses desde 1982.

___

Eric Núñez en Twitter: http://Twitter.com/EricNunezAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario